abortoEl uso de anticonceptivos y su relación con el aborto está generando un debate cada vez más polarizado, especialmente tras recientes legislaciones en Estados Unidos que buscan facilitar el acceso a métodos anticonceptivos.

Provida: "Anticonceptivos Facilitan la Cultura del Aborto"

Según el movimiento provida, representado por voces como Lila Rose de Live Action, los anticonceptivos no disminuyen las tasas de aborto, sino que lo normalizan como una "salida de emergencia". Rose se apoya en un estudio del Instituto Guttmacher, que señala que el 51% de las mujeres que abortaron en EE. UU. en 2014 habían usado anticonceptivos el mes anterior a quedar embarazadas. Similarmente, el Servicio Británico de Asesoramiento sobre el Embarazo (BPAS) informó que el 51,2% de mujeres que abortaron en 2017 habían estado usando algún método anticonceptivo.

Ann Furedi de BPAS argumenta que anticonceptivos no son suficientes para controlar la fertilidad, incluso cuando se usan métodos más efectivos. En una línea similar, Melissa Moschella, profesora en la Universidad Católica de América, señala que la popularización de anticonceptivos lleva a una menor preocupación sobre las consecuencias del acto sexual, aumentando el riesgo de embarazos no planeados.

Un estudio publicado en PLOS-One sobre Rusia, Bielorrusia y Ucrania muestra que, a pesar de similares legislaciones y acceso a anticonceptivos, las tasas de aborto son menores en los países donde se usan menos anticonceptivos.

Perspectiva de la Iglesia

La posición de la Iglesia Católica ha sido clara: tanto el aborto como los anticonceptivos son "frutos del mismo árbol", según la encíclica Evangelium Vitae de San Juan Pablo II. Esta posición es respaldada por figuras como el padre Shenan Boquet y Joseph Meaney, quienes cuestionan los efectos secundarios de anticonceptivos y su impacto en la vida familiar.

La relación entre el uso de anticonceptivos y las tasas de aborto sigue siendo un tema de intenso debate. Mientras algunos argumentan que facilitar el acceso a anticonceptivos podría reducir el número de abortos, otros, incluyendo voces dentro del movimiento provida y la Iglesia Católica, sostienen la opinión contraria.

Fuentes: Religión en Libertad, National Catholic Register, Instituto Guttmacher, BPAS, PLOS-One

Pin It

Escribir un comentario

Enviar